Se me retrasa la menstruación IIª parte. La píldora anticonceptiva.

Se me retrasa la menstruación IIª parte. La píldora anticonceptiva.

Empezar a tomar las pastillas anticonceptivas, producen una gran variedad de efectos secundarios como son dolores de cabeza, retrasos menstruales o incluso depresión. Esto no quiere decir que vaya a pasar, de hecho, lo normal es que las molestias que puede generar, son menores a los beneficios que se consiguen.

Entre los efectos más comunes encontramos el retraso menstrual. Para conseguir el efecto anticonceptivo de las pastillas, cada una nos aporta una cantidad de hormonas sintéticas (como progesterona y estrógenos). Por tanto, a la producción de hormonas de nuestro cuerpo, se le suma las ingeridas y, por eso tenemos un nivel de hormonas más alto de lo normal. Lo que sucede es que, para que se produzca la regla, la concentración de hormonas debe bajar. Pero como la tenemos muy alta, es frecuente que se retrase.

Este proceso suele tardar hasta 3 meses en regularizarse, es muy normal que los primeros meses se produzcan retrasos. Normalmente, cuando el retraso supera las dos semanas, es conveniente acudir al ginecólogo o médico, pero sin dejar de tomarlas.

Aunque en esto hay un poco de controversia, la mayoría de ginecólogos y expertos aconsejan hacer unos periodos de descanso cada dos años. Dejar de tomar durante 3 meses las píldoras.

¿Qué conseguimos con esto? Pues ya que el cuerpo no gasta energía inútilmente, cuando ve que está recibiendo hormonas desde fuera (tomando pastillas) decide parar su producción. Si esto se alarga mucho, se consigue que las glándulas productoras de hormonas y los ovarios se hagan vagos y olviden sus funciones. Si no utilizas un músculo se acaba atrofiando y lo mismo pasa con tu sistema hormonal.

¿Qué pasa si dejamos de tomar las pastillas?

Pues cuando se deja de tomar la píldora anticonceptiva, se vuelven a producir estos desajustes hormonales. Nuestro cuerpo tiene que volver a producir hormonas y volver a empezar le cuesta. Por eso, es muy normal que después de dejarse las pastillas se produzcan retrasos, algunos bastante largos, de hasta 3 meses.