Inflamación de ovarios, útero o Trompas de Falopio.

Inflamación de ovarios, útero o Trompas de Falopio.

La inflamación de ovarios, útero o Trompas de Falopio, o de todo el conjunto recibe el nombre de Enfermedad Inflamatoria Pélvica o EIP.

La EIP, la inflamación de la zona pélvica, se debe principalmente como respuesta de nuestro cuerpo a la infección de algunas bacterias. Entre las más comunes podemos encontrar la causante de la gonorrea, la Clamida y E Coli. Algunas de ellas se trasmiten mediantes las relaciones sexuales y en cambio, otras como las bacterias E.Coli se encuentran dentro de la flora vaginal y es cuando aumenta su número, cuando produce la infección.
Los tratamientos para combatir estas infecciones son básicamente la ingesta de antibióticos específicos recetados por el ginecólogo o por el médico especialista. Debes tomarse el tiempo que sea preescrito, no es conveniente dejar de tomar los antibióticos a mitad, se debe completar los días necesarios aunque se sienta la mejoría antes.

También puedes echar mano a remedios naturales como diuréticos y alimentos probióticos. Se debe intentar regular el Ph para evitar la proliferación de las “bacterias malas”.
Es conveniente no practicar relaciones, o utilizar métodos anticonceptivos (preservativo) de barrera para evitar contagios.

Normalmente, las infecciones se producen en la vagina a la entrada y si la infección prolifera, asciende al útero, y tras las Trompas del Falopio, puede llegar a los ovarios.

Por último: Existe la creencia que la enfermedad inflamatoria pélvica se relaciona con el cáncer. Pero varios estudio confirman que no existe relación alguna.